Helado de vainilla casero y fácil

Helado de vainilla casero y realmente fácil!

Buenas a todos, seguimos con el intensivo heladero, hoy con un helado de vainilla casero, fácil de hacer, cremoso…Helado de vainilla casero
Que mas se puede pedir?

A ver, os cuento, lo reconozco, me ha dado por los helados.
Los que me conocéis, ya sabéis, que cuando me da me da…

Pero es que esta vez a parte de darme el venazo, he querido entender como funciona un helado para crear los míos. Muchos sabréis que todas las recetas de helado que se mueven por internet, no dejan de ser nata montada saborizada…
Pues yo ya estoy cansado, quiero helados de verdad!!

Mmmm… helado!!

Esta decisión me llevó a investigar más de lo que podría imaginar, hasta que di con Miriam (una chica muy simpática, todo hay que decirlo), de El invitado de invierno.
La verdad, tiene un blog chulísimo que os invito a que veáis, por que además de recetas muy logradas hace fotos buenísimas!

La receta que voy a compartir con vosotros hoy, es un básico de vainilla. Una receta fácil de hacer y perfecta para introducirse en el mundo de los helados de verdad, aun que tengo que decir que tiene otra, que para mi es la receta de helado de vainilla casero definitiva! 
(Ya os la compartiré mas adelante)

Por ahora vamos a darle caña a esta!

INGREDIENTES PARA EL HELADO:

290ml de nata para montar
290ml de leche evaporada
3 yemas de huevo
90gr de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla (tengo que admitir que yo le puse dos… me encanta la vainilla)
Nueces de macadamia
Chips de chocolate

  • En un cazo añadimos las yemas, la leche el azúcar y la vainilla.
  • Calentamos a fuego medio – bajo sin dejar de remover. Haciendo especial hincapié en el fondo que es donde antes se nos puede cuajar la mezcla. Importante que no llegue a hervir.
  • Cuando la mezcla llegue a 73 grados aproximadamente debe empezar a espesar. En 40 segundos espesará de forma que si pasamos el dedo por la cuchara de madera con la que estamos removiendo la mezcla se nos quedará marcado el surco.
  • Después podemos mantener la mezcla a 72 grados durante 25 minutos para mejorar las propiedades del resultado final.
De esta manera estamos pausterizando la mezcla, y matando de esa forma cualquier bacteria que pueda contener. Nos libramos de la salmonell a o cosas similares.
Otro día hablaremos mas a fondo sobre la pausterización.
  • Introducimos rápidamente la mezcla en una bolsa resistente al calor y sumergimos en agua fría con hielo para bajar la temperatura rápidamente.
Esto lo hacemos para que no se nos vuelvan a generar las bacterias que acabamos de matar.
  • Cuando esté fría, aproximadamente a 10 grados, metemos en la nevera y reservamos 24h.

Espera interminable…

  • Al día siguiente montamos la nata y le incorporamos nuestra mezcla con movimientos envolventes para conservar el aire de la nata.
  • Añadir nueces de macadamia picadas y chips de chocolate al gusto.
  • Vertemos la mezcla en nuestra heladera y mantecamos durante 15 – 20 minutos.
  • Si hace mucho calor, como es el caso ahora, nos quedará una textura muy blanda para comerlo, metemos en el congelador y lo sacamos 5 minutos antes de consumir para que se ablande un poco.
Si no tenéis heladera meter la mezcla en el congelador y remover cada media hora durante las primeras 3 o 4 horas. Os explico mejor como hacerlo en el helado de cheesecake.
Ahora ya os digo que sin heladera no queda la misma cremosidad.

Hemos acabado!!

Ya tenemos nuestro helado de vainilla casero hecho. Fácil verdad?

Ya sabéis que hasta el día 1 de Agosto tenéis el intensivo heladero!!
Espero que hagáis y compartáis las recetas si os ha gustado.
No olvides ponerme en los comentarios tu sabor de helado preferido y haré los que mas coincidan!!

Por último volver a agradecer a Miriam de El invitado de invierno ese pedazo de libro sobre helados que tiene, una autentica maravilla.