Helado de cheesecake y fresa¿Alguien dice helado?

Madre mía, cada vez está mas cerca el verano, aun que aquí en Barcelona hoy no hace muy buen día que se diga…
Pero… después de unos días de intenso calor y una escapadita a Andalucía (que por cierto, ya os contaré, por que allí se come que no veas), quien no va a pensar en helado?

Pues hoy os voy a enseñar una receta de helado de fresa, aprovechando que los chicos de www.fresasdeeuropa.eu están organizando el II Concurso de Fresas de Europa.

No os voy a engañar, también aprovecho que me sigue sobrando mermelada de fresa de la que hice el otro día, si, hice para un regimiento entero :D.

Vamos a ello chicos!! Os hago un recordatorio muy rápido de como se hacer la mermelada de fresa mas adelante, pero podéis verlo mas detalladamente aquí.
Ah, y por último deciros que al llevar ingredientes enteros por medio y mermelada, tendremos que estar un poco mas atentos que al helado de oreo, pero es muy fácil, ya veréis.

INGREDIENTES PARA EL HELADO:

230gr de queso crema
180gr de azúcar (135gr de azúcar + 45gr de azúcar invertido para hacer sin heladera)
400gr de nata para montar
200ml de leche

INGREDIENTES PARA EL CRUNCH DE GALLETA:

8 galletas digestive
2 tsp de azúcar
2 tsp de mantquilla fundida

Y LA MERMELADA DE FRESA!! Lo que realmente le va a dar el toque de cheesecake a este helado

Vamos ha hacer la parte crujiente:

  1. Derretimos la mantequilla al fuego o al microondas.
  2. Trituramos 6 galletas a trocitos pequeñitos.
  3. Juntamos la mantequilla, las galletas y las dos cucharadas de azúcar en un bol y lo removemos todo muy bien.
  4. Reservamos.

Preparación mermelada de fresa:

Llevar al fuego 500gr de fresas cortadas a dados junto 250gr de azúcar y el zumo de medio limón.
En el momento que empieza a hervir, bajamos el fuego y cocinamos durante aproximadamente 45 minutos o 1 hora, dependiendo de la consistencia que queráis que tenga vuestra mermelada. Os recomiendo para esta receta que no la dejéis extremadamente liquida, si no se os irá al fondo del helado.

Ahora el helado!

  1. Incorporamos el queso crema al bol de nuestra batidora. Batimos a velocidad media durante unos minutos para que el queso pierda consistencia.
  2. Añadimos el azúcar y la nata y batimos a velocidad media baja hasta que esté todo bien integrado. No se trata de montar la nata, solo integrarla.
  3. Llegado a este punto y fijándonos que no quede ningún trozo de queso por deshacer, introducimos la leche a nuestra mezcla y incorporamos bien.

YA ESTÁ!

¿Veis que rápido?

Vale, vale aún queda currar un poco jajaja.
Bueno, ahora viene la gota que colma el vaso, ahora tenéis dos maneras de congelar el helado. La de los maravillosos afortunados de la vida poseedores de una heladera cualquiera, o la nuestra, los que solo tenemos una espátula y un par de tuppers :D.

Primero os voy a explicar la manera de los afortunados ya que es tan simple como volcar la mezcla a la heladera y cuando vaya cogiendo cuerpo. Seguir leyendo y cuando acabe de explicar como hago yo para los que no tenemos maquina para helados os reengancháis.

Ahora bien, si no tienes heladera, distribuye la mezcla en un par de tuppers. Recordar que hemos usado azúcar invertido. Para los que no sepáis lo que es os cuelgo un post de como hacerlo en un par de días por que es sumamente fácil, y si os da mucha pereza hacerlo pues lo podéis comprar en cualquier tienda de repostería.

Quiero una heladera :(.

Volviendo a lo del azúcar. La ciencia exacta que es la cocina… Nos dice que no tenemos por que remover el helado si lleva azúcar invertido. Ya que este, ayuda a que no cristalice al bajar de temperatura… pues en este caso no sirve, y, por que no???
Por que tenemos que meterle mermelada y galleta. Con lo que si lo dejamos en el frigo sin mover y sin controlar la cremosidad que va adquiriendo no vais a poder introducirle nada, o peor, tendréis que dejar que se descongele un poco para menearlo todo. ¿Sabéis que un helado descongelado y vuelto a congelar ya no es lo mismo?

Yo lo meto en el congelador y le doy vueltas con una cuchara cada 30 minutos, depende mucho de la potencia de vuestro frigo pero yo le di vueltas 3 o 4 veces… no es tan grabe.

Engancharos estupendos privilegiados con heladera en vuestras casas!!

Vale, cogemos un tupper limpio, cortamos a trozos hermosos las dos galletas que nos sobraban, un par de buenas fresas y se trata de hacer capas:

  1. Helado cremoso. Fina capa de mermelada Fina capa de crujiente de galleta. Unos poquitos trozos de galleta grandes y unos de fresa.
  2. Ahora helado cremoso. Fina capa de mermelada. Fina capa de crujiente de galleta. Unos poquitos trozos de galleta grandes y unos de fresa.
  3. Helado cremoso a saco, todo lo que nos quede!
  4. Si nos sobra, podéis espolvorear por encima trozos de galleta y de fresa, para que quede bonito!

Ahora solo tenemos que hacer un marmolado, para ello cogemos el mango de cualquier cubierto y hacemos ”S” dentro del tupper para mezclar un poco los ingredientes!

Congelador y… ÑAM, ÑAM, ÑAM!

 

HAZ PAN ESTILO ITALIANO EN CASA

HAZ PAN ESTILO ITALIANO EN CASA

Recibe la receta en tu correo

Gracias por suscribirte.

Pin It on Pinterest

Share This