¿Conoceis el Victoria sponge cake?

Hoy os traigo un pastel emblemático! El conocido Victoria sponge cake, su nombre proviene de la reina Victoria, Inglaterra, y hasta donde yo se, allí lo comen a todas horas!

Es un bizcocho tierno y esponjoso, con un sabor muy intenso y una textura muy ligera!! Vamos que lo tenis que hacer por que no tiene ningún desperdicio.

Veréis que es un bizcocho que se hace con margarina, y no con mantequilla sin sal como normalmente haríamos.

INGREDIENTES PARA LA MASA:

125 gr de margarina
125 gr de harina bizcochona (la harina bizcochona lleva levadura incorporada)
2 huevos L
125 gr de azúcar
1 tsp de vainilla en pasta
Mermelada de fresa
100 gr de nata

En primer lugar precalentamos el horno a 160 grados.
Engrasamos dos moldes de 15 cm de diámetro.

Vertemos en el bol de nuestra batidora la margarina y el azúcar y batimos hasta que blanquee un poco la mezcla y todo esté bien incorporado.
Mientras tanto podemos ir tamizando la harina y la reservamos.

Añadimos ahora a la margarina con el azúcar los huevos, recordar hacerlo uno a uno y no incorporéis el siguiente hasta que no este todo bien ligado.

Incorporamos la vainilla en pasta y batimos bien, para que se reparta bien por toda la masa.

Ahora es el momento de añadir la harina, vamos a hacerlo poco a poco y con la batidora a velocidad mínima, o si lo preferís podéis utilizar una lengua repostera e integrarlo con movimientos envolventes.

Solo queda hornear!

Dividimos la masa en los dos moldes de 15 cm. Le damos unos golpecitos al molde para que salgan todas las burbujas de aire, incluso, si fuera necesario, con la lengua podáis alisar la superficie para que quede perfecto!
Horneamos durante 20 minutos calor arriba y abajo con los moldes a media altura.
Cuando haya pasado el tiempo o introduzcamos un palillo y este salga limpio retiramos del horno y dejamos enfriar 10 minutos en el molde, ya que este bizcocho es súper esponjoso, si lo intentamos desmoldar recién salido del horno, aparte de quemarnos, se nos rompería… (y no queremos eso :p)

A continuación mientras los bizcochos se enfrían vamos a montar la nata con la batidora a máxima potencia. Recordar que yo uso nata vegetal que ya lleva azúcar, si no es vuestro caso, cuando estéis montando la nata y esta empiece a espumar ir incorporando azúcar al gusto.

Montemos la tarta.

Para ello ponemos mermelada de fresa sobre la primera capa de bizcocho (no seáis ratas!! bien de mermelada). Con la ayuda de una manga pastelera, encima de la mermelada añadimos la nata (aquí tampoco escatiméis).
Por último decoramos espolvoreando azúcar glass por encima y poniéndole un par de fresas para coronar la tarta!

Habéis visto que fácil? No me digáis que no es un postre fácil de hacer… Se hace en un momento y el resultado es increíble!! No dudéis en probarla!

Hasta la próxima familia, recordar que el jueves tenéis la primera entrada de mi nueva sección ”TIPS” estar atentos!

Déjame tus comentarios sin dudarlo y comparte si te a gustado 😉

Victoria sponge cake

Victoria sponge cake

HAZ PAN ESTILO ITALIANO EN CASA

HAZ PAN ESTILO ITALIANO EN CASA

Recibe la receta en tu correo

Acepto la política de privacidad Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar mi política de privacidad.

Gracias por suscribirte.

Pin It on Pinterest

Share This